EL PLEBISCITO ES “ÉTICAMENTE SUSTENTABLE”
El abogado Juan Ceretta "desmitifica" críticas contra el plebiscito de seguridad social
Foto: Gustavo Castagnello
Foto: Gustavo Castagnello

Durante un conversatorio de seguridad social organizado por la FUCVAM, PIT-CNT y FEUU, y que tuvo lugar en el Palacio Legislativo, juristas como Juan Ceretta, Valeria España y Michael Dicmarch, desmantelaron algunos argumentos que se esgrimieron contra la campaña #AfirmáTusDerechos.

“La manera de dejar a salvo ciertas reglas elementales de la seguridad social es establecer una modificación en el texto constitucional. Este procedimiento requiere de un plebiscito. Y que el inicio del camino no nazca en este recinto, sino en la iniciativa popular le da una legitimidad que muy pocos textos tienen, incluso algunos ya establecidos en la Constitución”, inició su oratoria el abogado y docente en el Consultorio Jurídico y Litigio Estratégico de la Facultad de Derecho, Juan Ceretta.

Con la intención de abordar algunos argumentos contra esta iniciativa popular, Ceretta analizó algunos puntos textuales de la papeleta. En este sentido, el jurista abordó tanto el punto de la equiparación de la jubilación mínima con el salario mínimo nacional como la erradicación de las AFAPs del sistema previsional. 

Respecto a la equiparación del salario mínimo nacional con las jubilaciones mínimas, el abogado sostuvo que este punto en la papeleta le daba “un piso de dignidad a las jubilaciones más sumergidas” y que esto era un punto “elemental” para dar un poco de justicia a aquellos jubilados y jubiladas que perciben unos 7 mil pesos mensuales.

“Lo que se quiere establecer es un piso de dignidad en las jubilaciones más sumergidas. Es una norma elemental de justicia para pensionistas viejos y viejas que reciben jubilaciones de 7 mil pesos. Estamos hablando de equiparar estas jubilaciones al salario mínimo nacional que son 21 mil pesos. Curiosamente, son algunos actores del sistema que ganan 300 mil pesos mensuales quienes sostienen que el sistema va a colapsar y no se va a poder sustentar. Algo éticamente insustentable”, apuntó el jurista.

Al mismo tiempo, el abogado aseguró que eliminar el sistema de AFAPs del sistema “no implicaría una perdida para los trabajadores”. “Estamos obligando a que las grandes financieras no ganen dinero con los dineros de los aportes”, puntualizó, para luego indicar que uno de los puntos de la papeleta, el numeral 2, "hace que se elimine el lucro del ahorro individual, pero no lo prohíbe”. 

Sobre la incorporación de las AFAPs, que en Uruguay tuvo lugar desde 1996, Ceretta sostuvo que estas administradoras eran “un fracaso” y que también suponían una pérdida para el Banco de Previsión Social (BPS). 

“Cuando se dice que vamos a expropiar los fondos de las AFAPs, no es cierto. En primer lugar, las AFAPs no le entregan el dinero a nadie, salvo cuando el trabajador fallece, en segundo lugar se va a crear un fideicomiso para transferir el dinero desde las financieras al BPS, cuyo fideicomitente, es el propio banco. Dicen que el plebiscito va a expropiar eldinero de los y las trabajadoras, pero es al revés, son las financieras quienes en este momento lo están expropiando”, puntualizó el jurista.